Gestión de stocks: Modelo de Wilson

Después de los ejercicios de costes, pasamos al  ejercicio que suele considerarse el más díficil del curso.

Su dificultad radica en:

– No estamos acostumbrados a trabajar con modelos de muchas variables.

– Ver una derivada fuera de la clase de matemáticas nos provoca mareos.

Nunca debemos perder de vista lo que estamos buscando: el número de unidades que me conviene pedir para lograr los menores costes.

Siempre me preguntáis…¿por qué tenemos que derivar?

Pues porque existen 2 fuerzas que actúan en sentido contrario:

– Los costes de almacenar (si pido muchas unidades en cada pedido tengo que asumir grandes costes de almacenaje).

– Los costes de pedido (si pido muchas unidades en cada pedido, hago menos pedidos al año y reduzco estos costes).

De esta forma tenemos un curva de Costes Totales que presenta un mínimo. Este mínimo es lo que hallamos con la derivada del coste total.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: