PAU y emociones

Publicado el 1 comentario

Hace 3 minutos que ha empezado el examen de Economía de la Empresa en la PAU.

Me gusta llegar al menos una hora antes del examen, después de todo el año enseñando contenidos, esa hora siempre recibes una gran lección emocional.

Somos emociones

A las nueve de la mañana había ya dos alumnas nerviosas repasando en las escaleras de la universidad.

Otra alumna me comentaba que su madre no había dormido en toda la noche, cada cinco minutos iba a su cama a ver si estaba durmiendo…

Una muy nerviosa copiaba todas las fórmulas del punto muerto en la mano…Yo trataba de persuadirla de que no compensaba el riesgo…»el 99% aprueba»…borró una mano, pero dejó la otra…

Otros hablaban de pasar el San Juan en Coruña (ese día es cuando se conocen las notas)…

La educación emocional sigue siendo una de las grandes lagunas de nuestro sistema educativo.

Actualización a las 11:25

Ya he tenido acceso al examen….como sorpresa en la práctica ha caído un balance con análisis de rentabilidad de Dupont. Es la primera vez que cae un ejercicio así. Afortunadamente, los preparamos muy bien en clase

Preparación balances PAU Castilla y León

 

1 comentario en “PAU y emociones

  1. Es estupendo. Si, creo que la educación emocional es una asignatura de los docentes. Yo cada día me siento más cercano a ellos. Y en clase, por ejemplo, me acerco a algún alumno o alumna que hace un comentario gracioso, inspirado, ocurrente y choco la mano con él o ella como ellos lo hacen. La empatía, la cercanía, la complicidad no está reñida con el orden, el respeto mutuo (alumnos y profes), el trabajo, etc. Yo trato a mis alumnos de Vd. porque creo que deben conocer las normas de cortesía. Que cuando vayan a una empresa no se presenten tuteando a quien les entrevista y tomándose más confianzas de las que les dan. Para eso habrá tiempo si les contratan. Pero, al mismo tiempo, mantengo ese noble equilibrio entre la cercanía y la distancia de profes que es inevitable. Cada día creo más necesaria la educación emocional.

Deja un comentario