Good Bye Lenin

Publicado el 5 comentarios

Estamos estudiando los sistemas económicos y la «guerra fría».

Cuando era niño,  la televisión mostraba una y otra vez desfiles militares con cabezas nucleares y reportajes de personas que construían un refugio nuclear en su sótano…

Entiendo que para vosotros esta época os quede tan lejana como para mí lo era la guerra civil que me contaba mi abuelo.

Hace unos días Fernando Mur nos sugirió en este blog esta magnífica película. Me gusta mucho el cine y veo continuamente películas…sin embargo he de reconocer que  no la conocía.

Es una bonita comedia dramática ambientada en la caída del muro de Berlín (1989, tan lejos, pero tan cerca…).

A través de sus protagonistas podemos ver cómo funcionaba el sistema comunista y cómo fue la transición a una economía del mercado en la Alemania del Este.

Pero sobre todo, y es lo que más me gusta de la película, describe el gran amor de un  hijo hacia su madre.

The Wall, un clásico de Pink Floyd

Tema 3. Estructura en red. Orígenes

Publicado el Deja un comentario

Hace unos años, era muy complicado explicar en clase qué era una estructura en red. Ahora, los especialistas en redes sois vosotros.

Teoría: Estructura en red

Ya sabéis que el origen de Internet y del estudio de las redes proviene del ejército de Estados Unidos.

Durante la Guerra Fria la amenaza era constante, y las dos superpotencias (EEUU-URSS) estaban inmersas en una gran carrera armamentística: si la URSS lograba fabricar material nuclear para destrozar 27 veces el mundo….EEUU se esforzaba en duplicar esa capacidad…

Sí, ahora puede sonar absurdo o incluso divertido, pero en aquella época estábamos todos bastante asustados, era raro poner la tele y no ver cabezas nucleares, amenazas diplomáticas…o un montón de películas que mostraban el mundo el día después…

«No sé con qué armas se luchará en la tercera Guerra Mundial,

pero sí sé con cuáles lo harán en la cuarta Guerra Mundial: arcos y flechas». Albert Einstein

Afortunadamente al economista Thomas Schelling (Premio Nobel en 2005) se le ocurrió la idea de crear una línea directa de comunicación Capitolio-Kremlin, para evitar que un malentendido o pequeño conflicto derivara en una catastrofé nuclear:  el famoso telefóno rojo

Paul Baran, un científico americano,  analizó qué estructuras podían ser más efectivas para soportar un terrible ataque nuclear. Concluyó que las más descentralizadas (las distribuidas), ya que la desaparición de un nodo no impide que la información siga circulando.



Son divertidas, las respuestas a una pregunta de examen sobre las redes de Baran, que recoge un compañero de Ávila en su blog.

Explica en qué consistía el sistema Baran:
«Paul Baran tenia una oficina que parecia la de un cartero loco, hizo una tesis similar a la de otro señor.»
«el Sistema de Baran consistia en una maquina que sumaba al dar a una palanca para que resultara mas facil sumar y no tener que usar el abaco.»