La formación inicial del profesorado

Tenía pendiente compartir una de mis presentaciones en el Servicio de Formación Permanente de la Universidad de Valencia:

Llevamos un año con el debate abierto de cómo se debe seleccionar y formar al nuevo profesorado de secundaria.

Hace 15 años hice el CAP…lo recuerdo como un auténtico despilfarro de recursos (para mí en cuanto a tiempo…para la administración en dinero invertido)….de hecho, como la mayor parte de mis compañeros no hicimos la prácticas obligatorias….nos la firmó el profesor sin acudir ni un solo día a una clase…Puede ser que haya sido solo mi experiencia personal…aunque creo que es un opinión generalizada de profesores y expertos…

El año pasado entraron mi centro alumnos en prácticas del Master de Formación del Profesorado y muchos opositores me han enviado correos contándome su experiencia…Te puede tocar la lotería y tener a un Tomás Guajardo como en la Universidad de Zaragoza….o tener a becarios dando didáctica que nunca han pisado una clase de secundaria como docentes…

El despilfarro todavía es mayor en tiempo empleado…y dinero por parte del opositor…y he vuelto a ver más o menos lo mismo…depende del tutor de prácticas que te toque en suerte….puede que vayas algún día…o todos…

No sé que hará el nuevo Gobierno, de hecho la polémica decisión de anular los nuevos temarios de oposiciones se justificó en un cambio general del modelo de acceso.

La formación inicial del profesorado: del input...al output...

Mi propuesta es que al igual que sucede con el cuerpo de Policía Nacional y su academia de Ávila: la formación debe centrarse en los que ya han sido seleccionados. Un profesor de secundaria que ha aprobado la oposición en junio, debería estar julio y agosto en un centro específico nacional de preparación con los mejores profesores de su especialidad y los mejores especialistas en habilidades sociales y emocionales.

No es difícil imaginar la motivación y sinergia que se produciría entre los recién aprobados de una especialidad en este período intensivo. Cuando se incorporen a su destino generarían efectos externos positivos en todo el sistema.

7 responses to this post.

  1. Hola José, estoy a punto de empezar las practicas y justo hoy he tenido reunión con mi tutora de instituto, la verdad es que la primera impresión ha sido muy buena, ya veré en las practicas, aunque si pienso como tú. El Máster es un despilfarro de recursos (no en mi caso porqué he tenido beca, pero si en otros casos) y de tiempo, en el momento en que saquemos unas oposiciones se nos habrá olvidado todo y más como están las cosas. Necesitamos un cambio, aunque dudo que se consiga.

    Responder

  2. Gracias por tu comentario Rocío y mucha suerte con el master!

    Responder

  3. Posted by Nacho on febrero 26, 2012 at 1:30 pm

    No entiendo lo de “hayan sido seleccionados”. ¿Entiendo que son los que han aprobado la oposición?

    Gracias por anticipado.

    Responder

  4. Sí, Nacho, los que hayan aprobado la oposición.

    En sentido estricto no existe “aprobar una oposición” (de hecho, algunas oposiciones mucha gente aprueba sin plaza…), el término legal exacto creo que es “superar el procedimiento selectivo”….

    Responder

  5. Posted by Nacho on febrero 26, 2012 at 8:43 pm

    Ok!
    Vaya por delante que la idea es muy sugerente tanto en lo referido a la motivación del docente, como en lo que respecta a la optimización de recursos públicos.

    ¿Pero qué hacemos con los docentes de la concertada y privada?. Sus procesos de admisión son bien distintos. Siguen más bien pautas que los empleados de la empresa privada de cualquier sector conocen (envío de CV, entrevistas, etc) se quedarían sin formación previa a la práctica docente. ¿Se te ocurre algo?

    Por otro lado, yo llevo varios años tutelando alumnos del antiguo CAP y ,el año pasado y este, del Master. Soy de los que les hace cumplir con su tarea. Y, dejando de lado los muchos errores del sistema (que en esto no discrepo para nada) sí hay una cosa en que todos han coincidido: la gran distancia que existe entre la visión previa de lo que es un aula y el trabajo que en ella ha de hacerse, y la “dura” realidad del día a día del alumnado de ESO y Bachillerato. Todos se sorprenden y agradecen su paso por las aulas, los consejos que les facilitas, los “trucos” que empleas, etc. Es una tarea que, creo, no habría que desdeñar.

    Responder

  6. Aprender en un aula con un profesor con experiencia es por supuesto nada desdeñable. De hecho el primer destino debería ser en un centro con un verdadero tutor en prácticas y un seguimiento exhaustivo. En mi caso…mi tutora era la Orientadora del centro…y como puedes imaginar no hizo nada, solo firmar un papel diciendo que todo OK para que me nombraran funcionario de carrera.

    Para los casos de privada y concertada, sería el mismo principio. El profesor seleccionado en junio debe formarse en un centro específico durante el verano antes de entrar en el un aula (sea el mismo de los de la pública o no).

    Hay muchos detalles por supuesto, pero creo que mi principio es claro: no enseñar regular a 1000 aspirantes a bomberos…si no excelentemente a los 100 que apagarán incendios.

    Responder

  7. Posted by Nacho on febrero 27, 2012 at 9:32 pm

    Como los titulados en Derecho que tienen una Escuela de Práctica Jurídica pero, en nuestro caso, del Docente, a la que acudirían de junio a septiembre los profes que van a incorporarse a los centros, públicos, concertados o privados al inicio del curso. No está mal la idea.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: